jueves, 3 de agosto de 2017

Marrakech día 2: desierto de Zagora


Nuestro segundo día en Marrakech comenzó a las 06.30 de la mañana ya que a las 07.30 pasaban a recogernos por el riad para hacer la excursión que habíamos contratado el día anterior. 


Nos montamos en el minibus y empezó la aventura. Cruzamos el Atlas por carreteras de montaña (en obras) y paramos unas cuantas veces para comprar agua y hacer fotos.







 Otra de las paradas fue para disfrutar de las vistas de Ouarzazate (pueblo que a continuación visitaríamos y en el que comeríamos).


Al llegar, un guía nos estaba esperando y nos enseñó la Kashba (antiguo pueblo fortificado con casas con cuatro torreones).
Al final de la explicación tuvimos que darle 20dh.





Seguimos haciendo las paradas pertinentes.




Después de cruzar el Valle del Draa y pasar nueve horas en un microbus sin aire acondicionado, llegamos al desierto de Zagora donde nos esperaban los camellos.
El paseo duró una hora aproximadamente y lo hicimos al atardecer.






Llegamos a las haimas, nos instalamos y ya nos estaban esperando los bereberes para ofrecernos un vasito de té. Lo tomamos al aire libre y a continuación entramos en una haima para cenar sopa, tajín y fruta.


Después de cenar tocaron alguna canción bereber y nos dejaron disfrutar de un ratito tumbados en una alfombra para ver las estrellas. En mi vida había visto tantas estrellas y tan bien, fue impresionante.
 Al rato nos fuimos a dormir a la haima puesto que al día siguiente nos tocaba volver a madrugar para ver el amanecer.

Y hasta aquí nuestro primer día en el desierto, la semana que viene tendréis la segunda parte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario